Forgot your password?  


Resources for students & teachers

Print-Friendly   Order the PDF version   Order the RTF version
Sophocles
About 50 pages (14,970 words)
Antigone (Sophocles) Summary

 


Antígona: La hija mayor de Edipo. Su nombre en griego significa "uno que es de la opinión contraria" (anti = en contra, gnomi = opinión). Después que los hermanos de Antígona mueren en la batalla, Creonte prohíbe el entierro del hermano mayor, Polinices, porque se atrevió a atacar a Tebas. Sintiendo lastima por él, Antígona ignora el consejo de su hermana menor, Ismene, de obedecer la orden dada por Creonte y cubre el cuerpo de Polinices con polvo, declarando que las leyes de los dioses de la sepultura son más importantes que una ley de la ciudad. Como resultado de ello, Creonte sentencia a Antígona a pena de muerte por inanición en una cueva a pesar del ruego de su hijo Hemón, pues él está comprometido para casarse con ella. Consciente el rey tebano que ha cometido un terrible error después de hablar con Tiresias, Creonte quita la cerradura a la cueva pero es demasiado tarde para salvar a la joven. Antígona se ha suicidado ahorcándose con una cuerda.

Ismene: La hija menor de Edipo. Su nombre en griego significa "permanecer a/hacia" (eis = a/hacia, mene = permanecer). Ella le dice a Antígona que obedezca la ordenanza de Creonte, pero su hermana no la escucha. Después que Antígona es capturada y condenada a morir, Ismene insiste en que ella le ayudó a cometer el delito, porque quiere morir con ella. Antígona dice la verdad, que Ismene no tuvo participación en absoluto en el entierro, y Creonte la libera sin castigarla. No se sabe nada más de Ismene posteriormente. A lo largo de la obra, ella es obediente, una ciudadana servicial fácilmente dominada por tiranos como Creonte. Es una seguidora, a diferencia de su audaz hermana.

Creonte: Hermano de Yocasta y Rey de Tebas. Después de la muerte de los dos príncipes tebanos, Polinices y Etéocles, Creonte reclama el trono para sí mismo porque él es el hermano de la ex reina. Su primer decreto prohíbe el entierro de Polinices o de cualquiera de los otros soldados que atacaron Tebas; después que Antígona desobedece esta ley él la condena a muerte y en primera instancia proyecta matar también a Ismene, hasta que el coro le recuerda que ella es inocente. Creonte es egoísta, imprevisible, y tonto. No es un sabio gobernante y, como consecuencia, sufre por su ignorancia después de darse cuenta de sus errores demasiado tarde. Antígona, su hijo Hemón, y su esposa Eurídice todos se suicidan. Creonte queda humillado pero con el corazón destrozado, incapaz incluso de caminar sin que alguien lo ayude para apoyarse.

Personajes Secundarios

Edipo: Ex rey de Tebas y padre de Antígona. Su nombre en griego significa "pie hinchado" (oído = hincharse, pous = pie), porque su padre Layo perforó sus tobillos cuando era un bebé de modo que muera en el monte, discapacitado. El quería evitar que se cumpliera la profecía que señalaba que su hijo Edipo lo mataría un día. Después de descubrir más tarde que en efecto había matado a su padre y se había casado con su madre, Edipo ya adulto fue desterrado de Tebas y vagó durante muchos años hasta que murió como una paria. Entonces los hijos de Edipo, Polinices y Etéocles, lucharon por el trono de Tebas, matándose mutuamente; Creonte prohíbe darle sepultura a Polinices, pero la hija de Edipo, Antígona, realiza los ritos funerarios porque lo ama. Detenida y condenada a muerte, Antígona tiene la misma suerte trágica de su padre Edipo, tratado como un criminal por la ciudad de Tebas.

Layo: Padre de Edipo y ex rey de Tebas. Para evitar ser asesinado por su propio hijo, tal como lo señalaba la profecía, Layo ordenó que mataran a Edipo en el monte siendo un bebé, pero el hijo sobrevivió. Edipo más tarde asesina al Rey Layo en camino hacia Tebas, tal como lo había pronosticado el oráculo.

Yocasta: La ex reina de Tebas y madre de Edipo. Cuando descubre que se ha casado con su hijo, Edipo, ella se suicida ahorcándose en el palacio. Antígona comenta que ella misma había envuelto a su madre en sus ropas fúnebres.

Polinices: El hijo mayor de Edipo. Después que su hermano menor Etéocles injustamente reclama el trono de Tebas para sí mismo, Polinices reúne siete ejércitos para atacar a la ciudad y recuperar el reinado. Muere en la batalla, y Creonte lo declara un traidor, prohibiendo darle sepultura a su cadáver bajo pena de muerte. Su cuerpo yace en frente de la ciudad hasta que Antígona realiza los ritos funerarios rociando polvo sobre el. Más tarde, dándose cuenta de que se equivoca, Creonte entierra a Polinices, y su espíritu finalmente puede descansar.

Etéocles: El hijo menor de Edipo. Aunque Polinices es el siguiente en la línea de sucesión para el trono de Tebas, Etéocles reclama el trono para sí mismo con el apoyo de Creonte y envía al exilio a su hermano. Polinices lo mata en la batalla, y su cuerpo recibe todas las pompas fúnebres por ordenes de Creonte. Él declara que Etéocles es un héroe, ya que murió defendiendo a Tebas de los enemigos.

Coro de Ancianos Tebanos: Un grupo de ciudadanos tebanos. Primero se presentan obedientes al Rey Creonte, el coro da opiniones acerca de los eventos que ocurren en la historia y recuerdan los acontecimientos que han ocurrido en el pasado. Además, hay una evolución gradual del coro, ya que cada vez ofrece más consejos en la historia como cuando insta a Creonte a obedecer las palabras de Tiresias y enterrar a Polinices. El Coro guía a un destrozado Creonte al final, cuando no es más un vano y egoísta hombre, sino que está sujeto totalmente a los deseos de la gente.

Centinela: Un soldado que le informa a Creonte sobre el entierro ilegal del cadáver de Polinices y más tarde captura a Antígona por perpetrar este delito. Él tiene miedo de la ira de Creonte cuando inicialmente le informa que alguien ha violado su ordenanza, pero el centinela es perdonado después que Antígona es encarcelada.
Hemón: Hijo menor de Creonte. Cuando Antígona es condenada a muerte, Hemón advierte a Creonte que muchos tebanos creen que ella debe vivir. Antígona también está comprometida para ser esposa de Hemón, y él no quiere que ella muera. Él se pone muy molesto cuando su padre se burla abiertamente de él y luego se suicida después de intentar sin éxito apuñalar a Creonte con una espada. Hemón entonces se apuñala a sí mismo.

Tiresias: Un anciano profeta ciego. Muchos años antes Tiresias había advertido al rey de Tebas, Edipo, que él iba a ser culpable de incesto y parricidio, pero Edipo recibió esta advertencia muy tarde. Ahora, el viejo profeta ciego, guiado por un joven, advierte al Rey Creonte que los dioses están enojados porque no se ha dado sepultura al cadáver de Polinices, pero Creonte insiste en que él sólo quiere hacer un poco de dinero asustándolo con mentiras. Al igual que Edipo no tomó en serio a Tiresias y sufrió terriblemente por ello, del mismo modo Creonte se burla del anciano y más tarde sufre con las muertes de su sobrina, hijo, y esposa. Tiresias también predice futuros ataques a Tebas de las ciudades que la rodean.

Mensajero: Un hombre que le informa a Eurídice sobre el suicidio de su hijo apuñalándose con una espada. Aunque el sabio Coro se muestra preocupado por Eurídice cuando ella sale corriendo bruscamente después de oír que su hijo está muerto, el mensajero no ve el peligro y elogia el liderazgo de Creonte. Él está errado en ambos puntos: Creonte ha tomado malas decisiones como líder, y Eurídice se apuñala a sí misma poco después, culpando a Creonte por la muerte de sus hijos Megareo y Hemón.

Segundo Mensajero: Un hombre que le informa a Creonte sobre el suicidio de Eurídice apuñalándose con un cuchillo. Después de escuchar esta noticia, Creonte queda destrozado con poca voluntad propia. Su temperamento duro se desvanece en la tristeza, sabiendo al final que ha cometido un terrible error al negarle la sepultura a Polinices.

Megareo (o Meneceo): El hijo menor de Eurídice y Creonte. El había muerto luchando por Etéocles en el primer ataque a Tebas, después que Creonte le advirtió que se mantenga alejado de la batalla, porque temía por su seguridad, Megareo, sintiéndose muy confiado, se unió a la batalla porque no quería ser considerado como un cobarde. Siendo un soldado sin experiencia, fue matado enseguida. Eurídice culpa a Creonte por la muerte de Megareo así como por la de su hijo mayor Hemón. Ella se suicida porque el dolor de perder a sus dos hijos es demasiado grande.

View More Summaries on Antigone (Sophocles)
View all | View only answered questions | View only unanswered questions
 1  2  3  4  5  > >> questions per page
(46 questions)
Ask any question on Antigone (Sophocles) and get it answered FAST!
Answer questions in BookRags Q&A!
Copyrights
Antígona from BookRags Book Notes. ©2000-2009 by BookRags, Inc. All rights reserved.